“Juguemos a las escondidas”

07/06/2016
Comments off
555 Views

Hace mucho tiempo, los sentimientos y las cualidades de los hombres estaban aburridos, no sabían que hacer.  Se miraban las caras, largas, compungidas, sin hacer nada…

Estaban juntas la Lealtad, el Valor, la Bondad, la Misericordia, la Verdad, el Dolor, la Belleza, el Amor, la Locura y etc, etc…

¡Que hacemos! dijo la Locura  como siempre tan loca. No sé, dijo la Tranquilidad con toda tranquilidad, la Pereza, ni siquiera contestó, estaba recostada en un árbol.

¡Ya sé!, dijo la Locura.  Vamos a jugar a las escondidas.

¿Y como es eso? preguntó el Amor…

¡¡Facilito!!  gritó la Locura, yo comienzo a contar desde uno hasta un millón y, cuando termine saldré a buscar. El que sea encontrado primero empezará a contar otra vez y el juego sigue…

Y sin decir nada más, arranco a contar: Uno, dos tres, diez y así…

Todos corrieron a esconderse…

Cada uno de los sentimientos salio presuroso a esconderse en un lugar diferente para no ser hallado, el Amor, se fue léjos, muy léjos.  Atravezó ríos, cañadas, montañas, lagos, pistas, valles y, en una colina encontró un rosal frondoso y en el se escondió entre sus ramas…

La Locura gritó, ¡¡novecientos noventainueve mil, un millón!!  y salió corriendo a buscar…

Y fue léjos la Locura, muy léjos. Atravezó colinas, valles, pitas, lagos, montañas, cañadas, ríos hasta que se sentía desfallecer. Con desesperación se acercó a un rosal, muy grande, estremenió sus ramas y desde el interior del rosal un grito de dolor sacudío el lugar…Las espinas habían herido fatalmente en los ojos al Amor.

la Locura, lloró amargamente y juró ser su lazarillo…

Desde ese mismo momento, el Amor es ciego y la Locura siempre lo acompaña

Hace más de 50 años, ella y yo dijimos sí para toda la vida. Y somos videntes y felices…

HBJ

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015

Comments are closed.