Escrito a capricho

16/01/2017
2509 Views

ESCRITO A CAPRICHO.

Hay ocasiones que la pluma escribe a capricho cosas aparentemente inconexas pero, que para los acuciosos si tienen sentido…tengo deseos de pasar a la vereda de enfrente para poder ver bien la del frente. Nacemos en cada amanecer y morimos en cada anochecer, el sueño es una muerte temporal que nos fortifica para nuestro renacimiento en una mañana nueva. Señor estoy aquí, he entrado a la iglesia abierta, no se rezar, estoy presente, soy Hernán, estoy aquí reportándome, creo que basta con eso. Sé que para ti es suficiente. Que tu esposa se fue de casa y no vino más, déjala, ella también como tu tiene una llave para abrir tu puerta. Decidió ir y abrir otra. No te apures, ¿Qué paso? Simple se acabo el amor, o simplemente no había amor. El amor es otra cosa, no había, no te preocupes. Vive tu vida. Acabo de pasar junto al malecón, por el faro ese que está en un pequeño parque, paré el auto, me acerqué al muro y mi vista se fue hacia el horizonte, el sol era como una moneda que se va metiendo por la rendija de una alcancía. Tonos maravillosos invaden el cielo, espectáculo incomparable, me quede largo rato mirando esa línea final que es imposible alcanzar. El sol se va seguro que al otro lado lo esperan, otros avatares, deseos, y quien sabe que. Feliz aquel que en medio de la disciplina aprende su lección…Sus pescuezos eran finos, sus ancas relucientes y sus cascos musicales, se me subió a la memoria un trocito del poema de José Santos Chocano: Los caballos de los conquistadores.

No cometas nunca el pecado de no ser feliz, para eso y no otra cosa estamos aquí. Algo te molesta y te atormenta, dilo, suéltalo, que salga de ti. En que estás pensando, sal un rato a caminar, busca un parque, donde haya árboles, hierba, veredas y camina suave, mirando las copas, los faroles, las palomas, la gente sentada. Levanta la mirada al cielo, te provoca un helado, lo digo por la corneta que suena, conversa con el heladero, el puede tener algo interesante que decirte, busca las sorpresas. Asómbrate, palabra rarísima hoy en día, la gente, los jóvenes han perdido la capacidad de asombro. Observa, nadie mira el firmamento.

Te dejo tranquilo, comenta algo al final de este post, te contestaré.

HBJ. Escribidor sencillo.

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015