Contempla este cuadro, es muy bello.

La mala suerte no es a menudo sólo una serie de eventos desdichados que sucedieron solo por que sí.   Nuestra mala suerte es generalmente el resultado de nuestra ignorancia, descuido o indiferencia.

Nuestra experiencia con la mala suerte debería hacernos más cuidadosos, y entonces, como consecuencia de ello, habrá de llegar la buena suerte.

Fue tu buena suerte la que te trajo a AA.; y fue tu buena suerte el que le hayas sacado provecho…

La vida de un alcohólico es muy similar a un gran rompecabezas.   En nuestros días de borracheras, la vida entera parecía simplemente una multitud de pedazos sin ninguna relación entre sí.

Un día en AA alguien nos dio la pieza clave, y de allí, lenta y laboriosamente fuimos encontrando una pieza tras otra.

Cada pieza que colocábamos nos facilitaba más la siguiente.

Primero encontramos comprensión, luego determinación, luego sobriedad, luego desinterés, luego amor, luego fe, y por último a Dios, tal como tú lo entiendas.

Todas las piezas están por fin en su lugar…, el cuadro tiene entonces sentido y es bello de contemplar.

Te deseo que vaya muy bien, con toda sinceridad.

HBJ. ESCRIBIDOR SENCILLO.

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015

Leave A Comment