Palabras y notas que no se extraviaron.

Esta vez son de saludo, venia de los buenos días para todos en general y algunos en particular. Que este día traiga lo mejor para cada uno de vosotros: sosiego, alegría, deseos de hacer las cosas con buena voluntad. Que andemos con firmeza y con la certeza de que todo lo que hemos recibido desde el propio amanecer es un regalo que ha sido ofrecido incondicionalmente, como todo lo que es regalado por el creador de todas las cosas. Que estemos rodeados de todas las cosas buenas y siempre estemos provistos de la capacidad de hacer el silencio suficiente para escuchar nuestro sonido interior, ese sonido imposible para el oído común. El universo suena, nuestro universo interior suena, es maravilloso. Sin dar un solo paso hacia ninguno de los lados podemos rodearnos de un silencio tal que nos permita escuchar nuestra propia melodía, es maravillosa, única, irrepetible, solo para nosotros como cada uno. Nuestro cuerpo entero vibra y toda vibración es sónica. Yo le llamo la melodía del yo, con mayúscula: el YO interior. Tú propia melodía. Esfuérzate, aprende a escucharla. Es tuya, solo tuya y solo para ti.

 HBJ. Escribidor sencillo.

 

 

  

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015

Leave A Comment