¡¡Hola Soledad!! Conversando con la soledad.

4.06 minutos de la tarde, día 4 de junio 2018, el otoño ya está por irse a otra latitud, creo casi todos los datos completos para ubicarnos en el momento que estamos, solo falta anotar que vivimos un lunes, frio, con mucha humedad. Me encuentro solo, mi esposa ha salido a una diligencia y yo estoy desde hace unos minutos sentado en mi sillón para escribir. Reparo que he estado 17 minutos con la mirada puesta en la hoja dibujada en la pantalla y solo he escrito estas líneas. Pareciera que no estuviera presente, repaso los minutos pasados desde las 4 con 6 y ya el reloj marca las 4.23 mucho tiempo. Ya, nuevamente aquí.
Hay que saludar, ¡HOLA SOLEDAD! Como te va.
– Bien, siempre estoy bien, lo digo así porque esa frase me la enseñaste tú.
Sí así es, me has hecho reír y eso es bueno.
– Me dices siempre que nos encontramos: eso no se pregunta, hay que decir que estás bien, de esa forma la gente que te quiere se pondrá contenta y la que no, se pondrá triste.
Que bueno que lo recuerdes. La vida en sociedad ha cambiado mucho Soledad de un tiempo a esta parte, la gente de hoy no entiende la soledad, y simplemente porque no sabe estar solo, pero solo de verdad. Hoy en día Soledad, la gente está sola aún teniendo a otra personas o personas a su lado, todos ellos o la mayoría tienen un aparato telefónico o en la mano, mesa o cartera. Lo llevan consigo. Como yo llevo mi bastón desde hace 11 años.
En suma, tú sabes lo que yo pienso de ti Soledad: eres la mejor de todas las compañías, eso eres para mí. Tú simplemente eres el tiempo para mi solo con mi soledad. Cuando yo estoy con otra persona, no estoy solo, pongo toda mi atención y esta es  es para mi ocasional acompañante. Creo ser un cabal representante de la conversación persona a persona, y reclamo también por cierto esa misma atención. La conversación con otra persona cuando es buena, sin duda es uno de los placeres de esta vida, tanto como es la verdadera soledad, los momentos de verdadera soledad, son esos momentos en que uno disfruta de uno mismo. Piensas libremente, te analizas a fondo y sin ninguna interferencia. Es el momento en que sabes quien eres, te auto respetas, te quieres. Estar contigo de verdad, me permite darme cuenta qué la mente es una maravilla, hasta te diría que muchas cosas se tornan positivas. No me es posible asociar la soledad a algo negativo ni mucho menos perjudicial. Esta sociedad nuestra te asocia con la tristeza y la desesperación. No por ventura, nada más lejos de la realidad. ¡HOLA SOLEDAD¡, bienvenida soledad, nunca llegamos a conocernos mejor que cuando estamos solos con nuestros pensamientos y nuestras propias emociones. Mira como pienso: si no es por una buena compañía que no se rompa mi soledad, no importa su duración. Cuando estamos con otras personas lo que hago siempre es centrar mi atención en su presencia, de este modo pasamos por alto muchas cosas que no nos pasan desapercibidas cuando nos encontramos en soledad. Cuando estoy solo me fijo en cada detalle que pasa a nuestro alrededor. Detalles de paisajes, pájaros, animalitos, caravanas de viajeras hormiguitas o algún escarabajo sin caravana que lo siga y ni hablar cuando estoy en el mar. Los charcos de lluvia, las ramas, los gatos del parque. La vida en suma y tantos otros etcéteras.
Aprender a convivir alegre y entretenido con uno mismo es un ejercicio muy importante para conocerse como persona. Es el momento en que DISFRUTO DEL YO como única compañía, deriva en fortaleza y autoestima y nos enseña a querernos y respetarnos a nosotros mismos. UNO debe conocerse a si mismo y si aún esto no sirviera de mucho, es siempre muy útil como regla de vida y por lo tanto no hay nada mejor. Vemos mucho mejor que es lo que nos hace felices y lo que no nos gusta. Estar solos y disfrutar de nuestra soledad, nos permite que lo veamos y sintamos contradictorio, nos permitirá mejorar nuestras relaciones interpersonales y la capacidad de empatía.
Solo el que sabe estar solo, aprende a poblar su soledad y también aprende a alejarse cuando se encuentra dentro de una multitud atareada. SI NO SABEMOS DOMINAR NUESTROS MOMENTOS DE TOTAL SOLEDAD, SERÁ ELLA LA QUE SE APODERE DE NOSOTROS. Y esto sí que es malo. La soledad es una maravilla cuando es voluntaria y temporal.
Hola Soledad, que no se rompa mi soledad si no es para mejorarla.
Chau, soledad.
HBJ blog. Escribidor sencillo.

 

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.