SUFICIENTE.

Así, sin mayúscala contrariamente a lo que ortográficamente manda la academia de la lengua castellana. Suficiente. me encanta esta palabra, ¡es mágica!. Son solo 10 letras y cuatro sílabas, suena fonéticamente muy bien. Muy pocos en la vida conocen este término, casi nadie hoy en día diría yo. ¿Que significa suficiente?, el diccionario dice: Bastante para lo que se necesita, apto o idóneo, propenso de la pedantería. Pero no, suficiente significa mucho más que eso. Lo que sucede es que este es un término que está fuera de época, ya no significa nada para los hombres y mujeres de hoy para quienes nada es suficiente, por tanto la palabra suficiente debe desaparecer de inmediato, como ya lo hizo del léxico del bulgo moderno. Ha pasado a ser uno de los vocablos “mudos” de nuestra lengua.
Hace poco escribí una carta a un amigo muy querido, por el que tengo gran aprecio. Es una de esas cartas que para felicidad mía, dió en el blanco, fue muy bien recibida. Él mismo me llamó y la agradeció. La carta se referería a temás que están directamente ligados a mi actividad, a mi profesión de venta de barcos. Trabajo en el mar y lo que vendo está permanentemente en el mar. Lo que para mí es inperdonable, es que caminemos por la calle y estemos totalmente abstraidos por lo que debemos hacer qué, nos olvidamos totalmente del panorama por el que nuestros pasos nos conducen. No miramos a ningún lado, y si miramos, no vemos. ¿Cuanta gente levanta los ojos al cielo y mira, contempla?; eso es, nadie hoy día contempla. Hay una excusa, siempre hay un pretexto, somos los reyes del pretexto: No tengo tiempo, tengo que hacer, estoy apurado…
Por amor de Dios, adorna tu vida, la naturaleza, la creación, la luz, el sonido del propio silencio, son para tí. No te van a quitar tiempo, por el contrario, te van a llenar de energía, de fuerza, de luz, de imaginación. Y si estás en el mar, aún con mayor razón. El mar o la mar, como prefieras, es sin duda el mejor lugar para vivir, para los más recalcitrantes defensores del mar, la tierra solo sirve para embarazar la libertad de los mares. Entre otras cosas sugería, o invocaba en mi carta, que solo la contemplación del mar traería a tus oídos sonidos o compases totamente diferentes, aprenderas rápidamente que el silencio tiene una melodía, que es única, intransferible, te pertenece. Es, tu propia melodía y viene de tí. Escucha, está allí, para quien la aprecie y la use. Es como las flores, tienen perfume, porque lo tienen, perfuman. Pero no perfuman para tú las huelas, no perfuman para que a ti te gusten. Simplemente perfuman y huelen rico, porque esa es su naturaleza, las huelas o no.
A partir de hoy, no ignores tus entornos, tienen mucho que brindar. Evita esos gastos mayores, no son para nada necesarios, basta, busca el bienestar gratuito, sin pagar nada. La naturaleza, la noche, la aurora, el agua salada del padre de las aguas, te va a dar exactamente lo mismo a tí, que tienes un barco sin tantas cosas, como a ese otro que lo tiene todo. Sin más ni menos. La gran diferencia está, en que, ese que lo tiene todo y está rodeado de cosas, no tiene tiempo para hacer silencio y mirar hacia arriba o a los lados. Sus ojos, sus deseos, sus ansias, quieren siempre más, más cosas, compran todo lo que sea posible, nada basta, nada satisface, nada colma. Que desgracia, superviven, no viven.
Es suficiente querido amigo, entiende esta palabra en todo su real significado, que no está en ningún diccionario.
suficiente, así sin mayúscula al inicio, es el secreto de la felicidad sin fin…
No se necesita dinero para serlo.
Que te vaya muy bien.
HBJ. escribidor sencillo

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.