EL AROMA QUE SEPARA EL DÍA DE LA NOCHE…

Lo mejor que le puede pasar a cada uno de nosotros, es salir de esta vida habiendo vivido plenamente cada uno de sus días. Y hay aún algo mejor, debemos salir de esta vida, como de una fiesta, ni sedientos ni bebidos. De esta manera estaremos listos y preparados para NACER POR TERCERA y última vez.
¿Como que nacer?
Por supuesto
Pero si hay que morir.
No, el hombre no morirá jamás, ¡¡porque la muerte es una mentira!! Más que mentira, no existe…
Decir eso es una locura.
¡¡Creer en la muerte sí que es una locura!!
Pero, como es eso de nacer por TERCERA VEZ.
Déjame decírtelo, pon atención a mis palabras: Un día, de noche o de mañana, no lo sé, creo que ni ellos lo sabían, me refiero a mi papá y a mi mamá, escuchaban una historia; se trataba de que las virtudes y emociones de los hombres estaban aburridas y entre ellas no podían faltar el AMOR y la LOCURA, el amor siempre apasionado y la locura siempre tan loca. Que hacemos, vamos a jugar algo. Ya sé dijo la LOCURA. Jugaremos a las escondidas, y todos estuvieron de acuerdo. Como se juega dijo el AMOR. La LOCURA se apresuró a decir: yo voy a contar despacio del uno al diez y al momento de comenzar a contar, todos salen presurosos a esconderse y al momento de llegar la cuenta a diez, la LOCURA que inició la cuenta, emprende la búsqueda. Y así fue. El AMOR se fue corriendo muy lejos y se escondió en un hermoso y enorme rosal con rosas de todas las tonalidades, por su parte la LOCURA atravesó cañadas, parajes, ríos, y de pronto vio un rosal y casi con desesperación separó las ramas sin reparar en las espinas. De pronto se escucha un fuerte grito, una espina había herido los ojos del AMOR. La LOCURA casi se vuelve más loca y desde entonces, el Amor es ciego y la LOCURA siempre lo acompaña.
Y en verdad así fue, en un instante de noche o de día no lo sé, papá y mamá en un momento de amor apasionado y con sus cuerpos muy juntos, produjeron sin saberlo ni pedirlo el primer nacimiento de un ser distinto, una nueva vida había comenzado en este mundo. Habíamos nacido tú, ella o el. Digámoslo en otras palabras: La nueva vida creada en ese momento no solo es diferente a sus padres sino también a cualquier otro ser humano, ya que todos los gametos (ovulo y espermatozoide) son distintos genéticamente, debido a una recombinación de los genes de los progenitores en el proceso de meiosis (mediante el cual se crean las células sexuales haploides del organismo, o sea, con la mitad de los cromosomas de cada uno. La nueva vida humana comienza en el momento de la fertilización…
Comienza así la vida humana y con ella el proceso del desarrollo embrionario. En palabras de este escribidor sencillo: Nuestro PRIMER NACIMIENTO. Una nueva vida de más o menos 270 días en el planeta para el o ella dentro del seno materno, en un ambiente tibio y cálido en donde se confundirán el sonido del corazón materno y su propio latir de ese nuevo ser muy pequeño y tan diferente.
Anotemos: un hombre vive un día y otro cien años, empero ambos viven una vida completa, nadie es la misma persona que fue ayer ni la que habrá de ser mañana, también el mundo cambia en cada revolución alrededor del sol. Luego de largos días de amorosa espera, la madre y el nuevo ser que nació hace meses se escuchan y acarician mutuamente. Ella acaricia con sus manos ese redondo y tibio seno y el nuevo habitante de ese planeta también presiente que algo nuevo va a venir, ella lo sabe con más seguridad.
Seguramente se suman a una sinfonía de sonidos que resultan nuevos para ese pequeño habitante de la madre. Voces alrededor de ella dicen que ya es la hora de aparecer a un nuevo planeta no tan tibio y cálido como en el que nació tiempo atrás a la vida intrauterina. Los pulsos de el y de ella se aceleran, una nueva y gran luminosidad aparecen para un nuevo mundo a sus ojitos pequeños y tiernos. No hay niño que no traiga júbilo a este recinto y de pronto un buen samaritano acerca al niño a los brazos de su madre y es así cuando el reconoce ese latir acompasado del corazón materno que acarició su vida desde su PRIMER NACIMIENTO.
Así nacimos y nacemos cada uno de nosotros por SEGUNDA VEZ. Y hemos venido a este mundo nuevo a vivir plenamente y sin reservas y entendámoslo bien, estamos obligados a ser felices ya que no serlo es un pecado que no podemos ni debemos cometer. Ante las circunstancias más adversas hay que ser feliz, ser positivos. Agradecer esta gran oportunidad de vivir rodeados de cosas increíbles y maravillosas que se nos ha regalado. Amemos la vida, es y será eterna, no hemos venido a este segundo planeta para terminar en lugar de descanso en donde solo son depositados nuestros restos transitorios. Hoy somos un binomio de cuerpo y espíritu, el primero volverá a la tierra y nuestro espíritu se elevará y se irá a vivir de otra manera, y vivirá eternamente como ha sido prometido por ese ser absoluto según como cada uno de nosotros lo entendamos…
Será entonces en un día del que ninguno de nosotros sin saberlo ni pedirlo, tal como pasó en nuestros PRIMER y SEGUNDO NACIMIENTOS, naceremos una TERCERA Y ÚLTIMA VEZ.

MUERTE QUE ES LA NEGACIÓN DE LA VIDA, MUERTE QUE ES VENCIDA POR LA VIDA.

Vida, solo vida en abundancia, la muerte es mentira. La VIDA y el AMOR durante el transcurso de la vida producen una fragancia maravillosa tal como el café negro y bien caliente de la mañana o de la noche.
Con cariño. HBJ. ESCRIBIDOR SENCILLO.

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.