¿Porqué se divorcia tanto la gente hoy?

¿Qué porque se divorcia tanto la gente hoy? Muy simple, porque no hay amor, ni lo hubo. ¿Adonde se fue?

Se atropellan la cantidad de explicaciones sobre porqué fue el divorcio, ¿por qué? los que todo lo saben, dan y se atreven a informar sobre las “múltiples razones que hay para el divorcio. Las respuestas son tan locas como las decisiones de los que un día se casaron. Motivos, cantidad de motivos. Otros dan razones. ¿Razones pregunto? ¿Hay razones para divorciarse? Verdad que no lo sabía.

Ante tanta literatura sobre este asunto de la separación de lo que un día estuvo unido, no pude menos que detenerme a leer entre tantos y tantos artículos y escritos que salen en revistas, diarios y demás.

Hay algunos enterados y sobre todo honestos que más o menos se esfuerzan por dar motivos y sacar conclusiones de los porqués y motivos que llevaron a dos que un día se convirtieron en “uno” a convertirse nuevamente en “dos” que se irán cada uno por su lado.

Los hay también un montón de charlatanes de sociología barata que enumeran razones tiradas de los cabellos y estos están seguidos por una corte de sicólogos que pueden explicar todos los comportamientos humanos de “ahora”. Este “ahora” tiene por cierto mucho que ver con la modernidad, la moda, los nuevos usos y costumbres del hombre y la mujer de hoy…
Existen por supuesto los que dan concejos por radio y televisión, son pocos, en realidad muy pocos los que no hablan estupideces.

Como soy curioso, me detengo a indagar sobre algunos de estos personajes que manejan consultorios al aire y tratan con oyentes. Dan concejos con muy buena intención. Mencionan argumentos que parecen convencer a la gente que llama y pregunta. No es difícil advertir que a determinado personaje le sienta bien la respuesta del interlocutor y tampoco es complicado darse cuenta inmediata que a alguno de estos oyentes adictos a las consultas telefónicas, las respuestas que recibieron eran justas y a la medida de lo que esperaban escuchar.

Cosa seria el matrimonio, cosa seria el divorcio. Son muy pocos, rarísimos los que pronuncian estas palabras o frases.
Que pasó con la ilusión, o todo fue solo eso, ilusión.
Que pasó con la promesa, o no se sabía lo que se decía.
Que pasó con la alegría del acontecimiento, o no fue lo que parecía ser.
Nos tomamos en serio lo que hacemos, o solo fue uno de tantos caprichos…
A donde se fueron los besos y los abrazos.
Se tiene idea clara de lo que significa compartir, o de repente no.
O es que el divorcio es en realidad una consecuencia. ¿Pregunto?
O pueda que pensemos que la consecuencia es el matrimonio.

Saben. Entre tantas respuestas, preguntas, comentarios y concejos, escuché muchas cosas, muchas palabras, e ideas; pero no oí hablar del amor.
Donde quedó el amor, nadie lo mencionó, que pasó con el.
Hablo del amor de verdad, donde se fue, si es que en realidad alguna vez estuvo entre los dos que hoy se alejan.
Será que nunca estuvieron juntos y al lado de un amor verdadero.

Una pequeña acotación antes de que se me olvide: muchos de los consejeros que respondían las preguntas de los oyentes, profesionales ellos, son divorciados. Es bueno saberlo, es un punto de partida para saber en realidad lo que pasa…

Pero en verdad hay muchas parejas de hoy en día, que toman un poco a la ligera un gran asunto como el del matrimonio. Por último dicen algunos, si no van bien las cosas, me separo y punto. Hay también en otros países, México uno de ellos, en la unión de pareja se hace por un período determinado, seis meses, dos años. O terminamos la relación o la renovamos.

Se olvida lo serio que es el juramento de amarse y cuidarse en las buenas o en las malas. Estemos sanos o enfermos. En buena cuenta: pase lo que pase. Cuantos saben en realidad lo que eso significa.

Es cosa seria.
Tan seria que, si a un joven en una reunión de amigos le preguntan: ¿tus padres, donde están? Estoy completamente seguro que ese mismo joven al contestar: ¿mis padres? están en casa, como siempre, juntos. Se sentirá muy complacido. A diferencia de otro que conteste: mis padres están separados hace tiempo, yo los veo en lugares distintos y por separado.
No es lo mismo, ¿o sí?…

Pueden citarse muchas razones o circunstancias, pero el mayor valor de la sociedad está en la familia unida. Es en el seno de un hogar sólidamente constituido y unido con amor y valores, es indudablemente el mejor de los destinos del hombre, la mujer y los hijos.

Entonces había una palabra que hacía falta entre las razones, comentarios y explicaciones de porque tanto divorcio…

Está es amor, amor incondicional. Así, solo así se resiste todas las tempestades que no faltarán.

Les deseo larga vida juntos, solo hay que amarse, nada más.

HBJ…ESCRIB9IDOR SENCILLO.

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.