EL HOMBRE: el humano combatiente de sí mismo…

EL HOMBRE, EL SER HUMANO COMBATIENTE DE SI MISMO.

El mundo que habitamos todos los de la raza inferior, la raza humana, es la peor y más encarnizada combatiente de su especie. Ninguna otra especie lo hace. Cada vez que sucede un acontecimiento malo, nefasto, destructivo, como los sucedidos hasta ayer en este mundo que se encamina a pasos agigantados a su propia destrucción y caos, aparecen de inmediato un ejercito de pronosticadores del pasado, futurólogos silentes de lo que no saben bien. Pero, que curioso, los sucesos para comentar siempre son malos, cuando la noticia que dar es buena, no es noticia dicen los propietarios de la opinión y anteponiendo siempre la suya, dejando traslucir una ignorancia supina de lo que significa ser el portador del suceso. Seguramente el lector de este artículo que pongo en mi blog pensará de inmediato que el evento del que escribo es el terremoto sucedido en el país del norte y otras tantas tormentas, ciclones, huracanes y demás acontecimientos, todos ellos en mayor o menor grado portadores de desolación y desgracias.
Gran cultivo para los opinólogos que acuden felices y prestos a decir sus pareceres casi siempre equivocados.
Terremotos en la tierra, nuestra tierra, habrán cada vez más, fenómenos muy raros del ambiente y la atmósfera se sucederán a menudo y cada vez más destructores, y nuevamente acudirán los sabelotodos al llamado de los productores de programas que tienen siempre anotados sus números de teléfono y celulares y en sus hogares y o oficinas todos tienen el encargo de pasarles la llamada de inmediato, estén donde estén y haciendo lo que sea: imposible es no acudir y aparecer en cualquier medio, para lo que sea y decir lo que sea aunque de lo que se trate no sepan absolutamente nada.
El que dice que los cataclismos, deterioro del planeta, vientos raros, incendios de praderas, descongelación de glaciares, cambios de climas, alteración de las mareas, destrucción del 70% de los arrecifes de coral de todos los océanos, de la muerte de especies animales y demás catástrofes no son causadas por el hombre mismo, es un ignorante y seguramente interesado que es peor.
De todos los aeropuertos del mundo, que deben de ser muchos miles, si no cientos de miles, salen a diario durante las 8760 horas que tiene el año, otros miles y cientos de miles de aviones enormes con 2, 3, o 4 reactores a alcohol, kerosene y otros componentes, las estelas de veneno mortal para el ambiente configuran una madeja tupida de gases
que si fueran posibles de pintar, ya habrían tapado la luz solar hace cientos de años. A donde va ese gas: La gran respuesta.
Hay un hombre de raza china con nombre corto y raro que se pasea sonriente acariciando en toda su dimensión un cohete atómico y lo hace como si acariciara su mascota más querida, a tres metros detrás de él va una corte de brutos sumisos con grandes y redondas horribles gorras verdes y que sonríen cuando el sonríe y se ponen adustos si el chino que acaricia la bomba lo hace. Este sujeto tiene como entretenimiento favorito lanzar cohetes bomba cerca de países cercanos y hacerlos explotar en el fondo del mar. Claro cuando nada está en la superficie y no se ve no pasa nada. Que le importa a este miserable feo y regordete de pelo mal cortado lo que pase a todo lo que está bajo la superficie del mar, si escuchara esto el oceanógrafo francés creador del mundo submarino.
El mar o la mar, como lo prefieran fue lo más rico y fértil de la tierra, pero, ya no lo es, está muriendo.
Ayer tembló la tierra bajo pies mejicanos, mañana temblará en cualquier otro lugar, la culpa de quien será si no es del propio hombre, que no se ha dado cuenta aún que este lugar la tierra es el único lugar que tenemos, nuestra única casa, no tenemos otra…
La tierra volverá a ser un paraíso. Si claro que sí, pero, lo será cuando el hombre desaparezca de su faz, para siempre. Solo entonces cuando la codicia y el odio las herramientas más queridas del ser humano, será cuando la tierra volverá a ser un paraíso.

Cuando entenderemos que la tierra es como el organismo humano, existe un equilibrio y sincronismo en cada uno de sus elementos, que son innumerables y todos forman parte de un todo. Así, el sistema solar que seguro no es el único sistema que existe tiene a la tierra como una de sus partes. Es organizado y funciona como un todo con acciones y reacciones. La basura, los gases, el carbono en todas sus formas, las explosiones atómicas en billones de años anota consecuencias y las empezamos a notar.
El mar se muere, los corales están casi en desaparición, de esos arrecifes que son más grandes que todo el concreto que existe en el total de superficie de la tierra se alimentan los peces que solían estar en nuestras mesas; hoy proliferan los organismos como las malaguas que son cianobacterias antidiluvianas, organismos primitivos que han proliferado al punto de tapar el sol a los arrecifes de coral. Así se aproximan cada vez con más velocidad la etapa final de este planeta, el planeta azul, el más bello del sistema que conocemos, como lo llamaron los astronautas que nos vieron desde la cercanía de la luna.

Por si esto fuera poco, vemos más a menudo a otro señor de peinado extravagante (por lo visto el pelo es muy importante para los humanos)
Gringo, y grandote que dice que el calentamiento global es una estupidez…Dios nos tome confesados.

Enmendemos el rumbo, cambiemos ya, de lo contrario dentro de 25 años, la madre le dirá a su hijo que está almorzando: hijo, termina tu malagua para que puedas salir a jugar con tus amigos.

HBJ. Escribidor sencillo.

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.