Sin título por ahora…

Son las 5.29 pasado el meridiano, estamos en Lima, Miraflores. según muchos escritos ciertos hace 1980 años que un hombre de nombre Jesús caminó entre dos ríos, la mesopotamía. Yo estoy aquí en mi escritorio luego creo de haber terminado por hoy de tratar con gente como yo en otras latitudes, oficiadores de la venta de embarcaciones. He pensado en los que me leen y que entran de vez en cuando a este mi blog de Escribidor Sencillo y se me vino de pronto el deseo de escribir algo, pensé en el título y en realidad no sabía que poner, sin nombre, sin título, como un NN. Hasta podría ser un buen título este NN. Pero no está mal, al menos por ahora. Pueda que mañana tenga nombre. Me fuí en la mañana a la oficina de Miguel, un gran amigo que me edita los libros que he escrito. Deseo complementar mi manual de la venta de yates con algunas cosas más que estaban refundidas entre los archivos y entre los escritos me topé con un diseño muy personal que hice hace unos buenos años atrás sobre la Rosa Nútica o de los vientos…
Me he puesto a pensar en porque no podemos escribir a mano, o manuscribir directamente a la pantalla, me encanta escrbir sí, pero mucho más escribir a mano, ¿se podrá pronto? porque no,l sería fabuloso. Llenaría pantallas de pantallas, así diríamos en lugar de hojas de hojas. En lugar de estar tecleando teclas, las letras a mano no hacen ruido, las palabras son silentes aunque hablen de truenos. Yo escribo con un dedo, desde de niño, los otros me ayudan en algo, así he escrito muchas páginas, solamente contando las palabras de mi último libro: «80 cuantos de 100 palabras», suman ocho mil. De entre estos ochenta cuentos, y uno más para ser exactos, se me ocurre contarles en estas líneas uno de ellos que me gusto mucho, es:
«Mesa de café»…
Una mesa chica, dos mujeres, dos computadoras portátiles, dos celulares sobre la mesa, dos llaveros, tendida al lado de una taza de café, una extensión para audífonos…
Todos los adminículos para hacer funcionar la burbuja de la incomunicación personal.
El hombre y mujer de hoy han aprendido muy bien a comunicarse con el que está léjos, con el que no ve, pero no sabe comunicarse cara a cara, con el que está cerca. El trato de persona a persona, murió…
Dime, te escucho dice, mientras su mirada y atención están en un aparato que ha violado a la sociedad…
Fatal…
Revisando el librito, es el cuento de 100 plabras, ni una más ni una menos sin contar el título. es casi como este artículo, es verdad, sin nombre. NN les dicen.
Ya no hace tanto frío. chau.
HBJ. ESCRIBIDOR SENCILLO.

Hernán Balderrama Jabaloya , vendedor de yates, más de 18 años representando la venta de los mejores barcos de recreo. Lima-Perú 2015

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.